The Crazy Ones

Interpolando ideas

Publicado el 15 de abril de 2016 en la edición no. 14 de la revista “Políticos al desnudo”

Corre por internet, el mito urbano que a viva voce floreció entre la gente de los años 90; una historia que más allá de ser verdad o ser mentira, representa extraordinariamente bien, la idea de lo que, más abajo, les voy a platicar.

El 21 de julio de 1969, Neil Armstrong alcanzaba el sueño terrestre de poder caminar en la luna, pronunciando su afamada frase: “Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

Luego de un extenso recorrido junto con su compañero Edwin Aldrin, de tomar algunas fotografías y de recolectar algunas muestras, y justo antes de subir nuevamente a la nave, en donde esperaba ya Michael Collins para dirigirse de regreso a la tierra; Neil tomó un momento para contemplar la vista del planeta azul y murmurar: “Y buena suerte Señor Gorsky”.

Esto causó una gran confusión al interior de la NASA, pues se vivía un momento crítico de la Guerra Fría entre la URSS y los EEUU, lo que propició la duda sobre si lo que Neil habría mandado era un mensaje oculto dirigido a la Unión Soviética.

Se dice que a su llegada, Neil Armstrong fue interrogado decenas de veces sobre lo que había querido decir; a lo que el astronauta sonreía para evitar las preguntas. Y fue hasta el 5 de julio de 1995, en Tampa, Florida, cuando un periodista lo cuestionó nuevamente en torno al tema, y cuando al fin, Armstrong, reveló su secreto:

Una tarde de abril justo afuera de su casa en Ohio, Neil Armstrong, jugaba béisbol con un amigo, como usualmente solían hacerlo, cuando a causa de un impecable hit, la pelota se alzó tanto que rebasaba por mucho cualquier azotea de cualquier edificio en el condado; cuál fue la sorpresa, que al momento de caer la bola se colocaba precisamente debajo de la ventana de la habitación principal de la casa del vecino, el Señor Gorsky; razón suficiente para que Neil se saltara la barda y se dirigiera por ella.

Y en una de esas situaciones de las que no quiere uno ser testigo, agachado bajo la ventana, Neil escuchaba decir a la esposa del Señor Gorsky:

– ¡Sexo oral!… ¿Quiéres que te haga sexo oral? Pues te haré sexo oral el día que el hijo de nuestros vecinos camine por la luna.

Neil recogió la pelota y abandonó en silencio el jardín para continuar jugando con su amigo como si no hubiera escuchado aquella respuesta. A los 15 años de edad, Armstrong decidió inscribirse a un curso de piloto aviador en Wapakoneta, Ohio; lo que sería el inicio de su exitosa carrera como astronauta.

La pareja Gorsky no tuvo descendencia, y fue hasta que ambos habían fallecido cuando Neil decidió compartir la anécdota.

Me atrevo a platicar esta historia, pues en ella convergen algunas de las características de “The Crazy Ones” un proyecto lleno de locura, ambición y de sueños; sueños que parecen inalcanzables, pero que se vuelven realidad.

Hace un par de años me integré, gracias a la invitación de algunos amigos, a una Asociación Civil llamada “Gen M”, nombre que viene de Genética Mexicana y de Generación Milenial; aquí buscamos evolucionar la idiosincrasia de los mexicanos, a través de una agenda ética y humana, pero a la vez inteligente y geoestratégica. Nuestra agenda está basada en cuatro valores-acciones: 

  • Cumplir nuestros compromisos: Lo que decimos, lo hacemos por convicción propia.
  • No poner pretextos: Todos nuestras acciones parten desde un análisis de factibilidad técnica, social, cultural y ambiental. Por lo que no es opción descartar ideas sólo por descartarlas.
  • Ser puntuales: Hay que estar en el lugar adecuado, a tiempo y ser precisos.
  • Actuar con rectitud: Ser respetuosos y honorables en nuestras acciones y que sean adecuadas a nuestra filosofía y código de conducta, pues es con lo que guiamos nuestros derechos y obligaciones. Cero corrupción.

Hoy tenemos presencia nacional, con representantes y miembros en los 32 estados de la República Mexicana, y gracias a esta red de contactos y amigos que hemos generado nos aventuramos a hacer, “The Crazy Ones”, un Reality Show que a través de la iniciativa “Agentes de Cambio” de MTV, se materializa para descubrir las historias más sorprendentes y emocionantes de los mexicanos que están generando una revolución ideológica, verde, empresaria, cultural o social.

Creemos que las ideas más locas son alcanzables, que todo es posible y que con un amplio sentido de proponer y de actuar se logra lo inimaginable. Este 22 de abril, en el Club de Industriales de la Ciudad de México, se congregan 350 liderazgos sociales, políticos y empresariales de todo el país, invitados a participar en el evento “Gen M – México 2050” en donde se buscará impulsar la integración de estas ideas locas, para dar inicio a “The Crazy Ones”.

Queremos encontrar a aquellos de pensamientos disruptivos, diferentes, que tengan ese toque de genialidad y locura que solo algunos tienen, queremos a esos que van en contra de lo establecido pero quieren un cambio positivo para su país.

Estamos en búsqueda de los rebeldes y locos, los nuevos iconos del México del siglo XXI, quienes cambiarán el rumbo de la humanidad.

Escríbeme: yo@enriquemendoza.info

Tuitéame: @KikeUSH

Conóceme: www.kikeush.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.