Un mal necesario

Interpolando ideas

Un mal necesario

Hoy por la mañana, cuando revisaba la síntesis informativa de los diarios, que me mandan del trabajo, leí un artículo que  capturó gran parte de mi atención, hoy a ocho columnas en “El Universal”, se presenta el que se titula: “Tepito, gran proveedor de drogas en DF” y ¿qué es lo que me intriga de esta publicación?, tres cosas básicamente:

  1. La información que se maneja dentro del artículo. Cuánta gente no consume drogas por la debida ausencia del nexo para comprarla, si bien, muchos dirán que cuando ansías algo, lo buscas para obtenerlo y eventualmente lo consigues, pero creo que facilitar información de los medios incita al consumo de quienes se encuentren en una etapa con menor madurez (aunque seguramente los “pubertos” de secundaria o jóvenes de bachillerato no hayan leído “El Universal” hoy). Para este punto, no me es grato saber que se publica información sobre como tener acceso a las ya conocidas narcotiendas, su modo de operación e inclusive la lista de productos y costos de cada uno, pues, como dije, se muestra algo que podría llegar a mentes curiosas y sin la suficiente capacidad de discernimiento.
  2. El periodismo de investigación. Me parece totalmente respetable el trabajo hecho por los periodistas, en una tarea que implicitamente pone en juego la libertad(ante a la autoridad) o la seguridad(ante a la delincuencia) de quienes participaron para que esta primera plana fuera redactada tal y como fue presentada. Aplaudo su coraje, determinación y gallardía.
  3. La corrupción, miedo o negligencia que se maquilla en “indiferencia” para dejar correr más acciones en las grutas de la ilegalidad, a pesar de tener información contundente en medios nacionales, no veo manera, ni decisión para tratar de finiquitar las operaciones de los espacios de distribución dados a conocer el día de hoy, y es que, lo que se pone en juego es mucho, aunque no creo que la seguridad sea la principal razón por la que no se ha dado un golpe fulminante aún.

De manera contundente, todo parece indicar que esto podría ser uno de esos tan famosos “males necesarios” en donde, para evitar otro tipo de ociosidades, vicios o crímenes se otorga un poco “cancha” al tráfico, para diluir ciertos problemas y no dañar más significativamente a la sociedad, como pasó con Calderón(por ejemplo), o al menos esa parece ser la postura de quienes dirigen la ciudad, una postura que quita el dolor pero no cura el mal, una postura en la que se puede acordar un beneficio para cada una de las partes, y lo llamarían ganar-ganar, en donde quien pierde es la sociedad.

No creo que después de la publicación de este día en el famoso diario que mencioné, podamos esperar de alguna manera que desaparezcan las “tiendas” descubiertas, no sin antes replantear y negociar el juego nuevamente, con el famoso cobijo “apadrinal”.

¿Crees que la legalización de las drogas, podría poner fin al narcotráfico? o ¿Crees que alentaría el interés de los “ociosos” por obtener lo prohibido en su nuevo límite de la prohibición?

Los invito a que lo lean y compartan su opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.